A ciegas


Con los ojos invisibles

nos miramos los adentros.

El tacto engrandecido

de sabores y de aromas;

de interiores poderosos

iluminados a ciegas.


-Yolanda Jiménez -