Apenas

 

Apenas sentía el roce de tus manos.


Las olas llegaban, con más fuerza,
Y salpicando las plantas de nuestros pies,
Desnudos,
Volando sobre el acantilado.


Pude haberme volcado en tus labios,
Pude haber sollozado en mil lamentos sobre tus brazos,
Pude, siquiera, decirte adiós.


Solo buscando tus ojos salté al vacío

 

Auroom