La Esencia se escapa

 

La esencia se escapa como el viento.
Y entre los dedos se siente y se duele.

Doliente deceso del apego fundido.
Torpes creencias de inocencia.

El milagro desvanece inesperado.

Enamorados infantes,
en dulce celada.
Un instante de amor...
¡Que pensaba el infante...!

Soñó, en esclarecida noche.
Y al despertar,
Al ver el rugoso detalle,
Sangró sus manos,
Inmaculado paño.

Y sonriendo su tez,
Volvió a ensombrecer su semblante.

Evidente noche del despertar.



Auroom